La condición postmoderna (del saber)

En el libro citado en la entrada anterior Luis Enrique Alonso está tan interesado en descalificar políticamente al postmodernismo que se apresura un poco al no hablar de La condición postmoderna de Lyotard, aunque le haga decir que los postmodernos lo reducen todo a discurso, a texto. Traza su propia genealogía del término desde la estética, primero en la literatura española en los años veinte y después de la arquitectura en los setenta, sin que aparezca por ningún lado el tema de la informatización o del cambio en el modo de producción al que se refiere La condición postmoderna. Pero lo que escribe Lyotard en 1979 es un informe sobre el saber en las sociedades desarrolladas (informatizadas), encargado por el Conseil des Universités del gobierno de Quebec. Su hipótesis es que el saber ha cambiado de estatuto por la incidencia de las nuevas tecnologías. El saber científico es una clase de discurso pues las ciencias y las técnicas se apoyan en el lenguaje… El saber se encuentra afectado en dos principales funciones: la investigación, cuyo ejemplo nos lo proporciona la genética, y la transmisión ya que…la multiplicación de las máquinas de información afecta a la circulación de los conocimientos… La naturaleza del saber no puede pasar por los nuevos canales y convertirse en operativa, a no ser que el conocimiento pueda ser tratado en cantidades de información. Todo lo que en el saber constituido no es traducible de ese modo será dejado de lado…. Se produce una hegemonía de la informática que impone una cierta lógica. El saber es producido para ser vendido. Se ha convertido en la principal fuerza de producción, como ya anunciaba Marx en los Grundrisse. Lyotard cita el famoso pasaje de las máquinas1 (al que recurrirán muchos otros autores que L. E. Alonso difícilmente podría calificar de reaccionarios como Negri y Hardt, P. Virno, E. Rodríguez…), anunciando, en las nuevas formas de circulación de capitales, la globalización y los conflictos entre las exigencias económicas y las exigencias estatales. El mismo año de publicación de La Condición posmoderna llega al poder la recientemente fallecida Margaret Thacher. Que la revolución conservadora y la condición postmoderna sean contemporáneos no quiere decir que una sea la infraestructura y otra la superestructura, que una sea causa de la otra, o que el postmodernismo sea liberal. La incidencia política de ese cambio de estatuto en el saber es ¿compleja? ¿ambivalente?, en cualquier caso no susceptible de ser reducida a una simple dicotomía progresista/reaccionario, izquierda/derecha o similar.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en capitalismo, cibersociedad, conocimiento, cultura, política y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La condición postmoderna (del saber)

  1. Pingback: La desorientación del pensamiento crítico | joaquinluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s