¿Postestructuralismo?

Parece que el término postestructuralismo tiene su origen en las universidades norteamericanas, como el de French Theory. Aunque la Wikipedia admite los problemas del término, no aclara ni su origen concreto ni cuáles son éstos. También dice que se considera (¿quién o quienes serán ese “se”?) la conferencia de J. Derrida “Structure, Sign and Play in the Human Sciences” como un manifiesto del postestructuralismo. Si uno se toma la molestia de leer dicha conferencia, recogida en el volumen La Escritura y la Diferencia, podrá darse cuenta de que en ningún caso se puede concebir así. Más que un manifiesto es un acta de nacimiento de algo que todavía no tiene nombre, “que se anuncia, y que sólo puede hacerlo, como resulta necesario cada vez que tiene lugar un nacimiento, bajo la especie de la no-especie, bajo la forma informe, muda, infante y terrorífica de la monstruosidad”.
Derrida se refiere a un acontecimiento en la historia del concepto de estructura que tendría la forma de una ruptura y de un redoblamiento. Es pensar la estructuralidad de la estructura a partir de lo cual se reconoce que en la estructura no hay centro. Es el momento en que el lenguaje invade el campo problemático universal. Entonces todo se convierte en discurso, es decir, “un sistema en el que el significado central, originario o transcendental no está nunca absolutamente presente fuera de un sistema de diferencias. La ausencia de significado transcendental extiende hasta el infinito el campo y el juego de la significación”. Es verdad que este acontecimiento recuerda la explosión surrealista con sus manifiestos, es verdad que es francés, pero no se da en el ámbito artístico sino en el universitario. En ningún caso es una simple sucesión o una superación del estructuralismo ya que la “originalidad interna de la estructura obliga a neutralizar el tiempo y la historia”. Es verdad que hay un suelo común en las obras de Barthes, Derrida, Foucault, Lacan, Baudrillard, Deleuze…, pero sus diferentes maneras de habitar ese suelo común explican la multiplicidad de sus discursos y el desacuerdo entre quienes los sostienen. Ese acontecimiento, esa explosión que produjo una multiplicidad de textos hace cincuenta años en lengua francesa, todavía hace nuestro presente, y la cómoda operación de etiquetarlo para ahorrarnos la molestia de enfrentarnos a esos textos es condenarnos a la ignorancia.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en conocimiento, cultura, Sentido, temporalidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s