Las tesis de Walter Benjamin

Quien no sepa quien es Benjamin o no haya leído Dirección Única podría pensar que el título de esta entrada responde a una áspera enumeración de enunciados teóricos racionales pero se equivocaría, porque la enumeración de un enamorado que escribe un libro de amor donde conjuga poesía y teoría no puede ser áspera. Llamaron mi atención particular la afirmación de que el poeta tiene que hacerse experto en escritura, la claridad de su idea de las leyes de la escritura y el estilo de sus tesis. Bajo el título surrealista de Prohibido fijar carteles, Benjamin compone tres series de trece tesis: La técnica del escritor en trece tesis, Trece tesis contra los snobs y La técnica del crítico en trece tesis. Este juego con los números, los títulos y la tipografía dan a estas líneas un tono poético, irónico, además de consejos como para que un aspirante a poeta o escritor inscriba en piedra: “Que tu pluma sea reacia a la inspiración; así la atraerá hacia ella con la fuerza del imán. Cuanto más cautela pongas al anotar una ocurrencia, más madura y plenamente se te entregará. La palabra conquista el pensamiento, pero la escritura lo domina”
Otras más conocidas son las Tesis sobre filosofía de la historia de veinte años más tarde, en las que combina sorprendentemente teología, angeología y materialismo histórico. Comienzan describiendo un autómata construido de forma tal que era capaz de responder a cada movimiento de un jugador de ajedrez con otro movimiento que le aseguraba el triunfo en la partida. Un muñeco vestido de turco, con el narguile en la boca, estaba sentado ante el tablero, posado sobre una amplia mesa. Un sistema de espejos producía la ilusión de que esta mesa era en todos los sentidos transparente. En realidad, había dentro un enano jorobado que era un maestro del ajedrez y movía la mano del muñeco mediante cordeles”. Benjamin imagina un equivalente en filosofía con unas frases un tanto enigmáticas: “Debe vencer siempre, el muñeco llamado el “materialismo histórico” . Puede competir sin más con cualquiera cuando pone a su servicio a la teología, la cual hoy, es pequeña y desagradable, y no debe dejarse ver por nadie”.
Quien esté interesado en ser escritor o poeta o simplemente quiera disfrtutar de una escritura de primera calidad y no sepa quien es Benjamin o no haya leído sus tesis ya está tardando.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en cultura, materialismo histórico, memoria y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s