Mundo Braz, el devenir-mundo de Brasil y el devenir-Brasil del mundo

De Giuseppe Cocco (2009). Editado en castellano por Traficantes de Sueños junio 2012

No conocía a este autor que según dice la solapa del libro fue militante de la autonomía obrera durante los años sesenta, acabó exiliándose en Francia para escapar del golpe represivo del Estado italiano. Desde hace quince años vive en Brasil, donde es profesor de la Escuela de Servicio Social de la Universidad Federal de Río de Janeiro. Es un seguidor de Antonio Negri, con el que ha escrito algunos trabajos. Como él mismo dice, “samplea” el marxismo de Negri con la antropología inmanentista de Eduardo Viveiros de Castro. El libro parte de un proyecto anterior que aplicaba las tesis desarrolladas por Negri y Hardt en Imperio, profundizando la batalla contra el neoliberalismo, sin retroceder a los viejos modelos nacional-desarrollista. Niega la oposición entre individualismo y colectivismo así como la distinción antropológica entre naturaleza y cultura, apostando por una antropología inmanentista para pensar de otra manera la relación entre lo local y lo global. La cosmología amerindia le permite entender el movimiento abierto de lo que Jean Luc Nancy define como mundialización, opuesta a globalización. Para el autor no sólo el régimen de acumulación del capitalismo contemporáneo se define por su capacidad (o no) de rearticular la relación entre “valor” y “significado”, sino que la propia dinámica del conflicto está enlazada con la lucha por la construcción del sentido. G. Cocco hace una crítica al concepto de Giorgio Agamben de nuda vida, ya que no permite una salida nítida de la ambivalencia de esa condición.
El texto es abigarrado, y desde mi punto de vista abusa del principio de autoridad citando excesivamente. Pero hay ideas muy interesantes. Por ejemplo, y para continuar con el último post, postula que el empleo ya no es más un factor de integración social, aunque se mantenga a la fuerza como institución central para no reconocer la dimensión productiva de la vida (biopolítica en el sentido de Negri, que se opone al biopoder). Propone sustituir la noción de futuro (en un sentido desarrollista) por devenir, siguiendo a Deleuze, al que también sigue al proponer, frente a la distinción entre naturaleza y cultura, la idea de agenciamiento, que prefiere a la de dispositivo (de Agamben) para describir la hibridación entre naturaleza y cultura. Como antecedente de esa hibridación invoca el manifiesto antropófago del brasileño Oswald de Andrade, publicado en 1928 y que figura como apéndice del libro. No es una lectura fácil, y la posición del autor es criticable en algunos puntos, pero sin duda sirve como construcción de esa mundialización que, con J. L. Nancy, opone al proceso de globalización.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en capitalismo, Identidad, política, Sentido y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s