El desempleo

Siguiendo el debate de si merece o no la pena regresar a Marx, reseñé en junio un libro que se decantaba por el no. En contraposición (¿dialéctica?) me gustaría hacer una pequeña reseña de otro libro reciente, escrito en el año 2010, por un autor casi octogenario, abundantemente citado en el último cuarto de siglo, Fredric Jameson. La traducción castellana se titula Representing Capital. El desempleo: una lectura del capital (Ediciones Lengua de trapo 2011). Y en el propio título está formulada su tesis. Su creativa lectura de El Capital, que limita al primer y único tomo publicado en vida del autor (tomo I), es un “proceso de traducción, a través del cual se codifica el lenguaje y la trama conceptual inventados para la primera era industrial de la sociedad victoriana, manteniéndose fiel a su construcción “original”, y asegurando su capacidad de representación contemporánea en virtud de la comprensión de las ambiciosas dimensiones y la intrincada estructura de su representación inicial.” Jameson arranca con una reflexión sobre la cuestión de la representación apoyándose en la freudiana Interpretación de los sueños, antes de ocuparse pormenorizadamente de algunos pasajes de El Capital. La erudición que despliega en su escritura exige un lector atento y curtido en el pensamiento contemporáneo. Que no es fácil de entender, vamos. Sin embargo, observando las cifras actuales de desempleo y las preocupaciones actuales de la mayoría de la población, es un libro candente. Si Marx tuviera razón cuando formula que “cuanto mayores sean la riqueza social, el capital en funciones, el volumen y vigor de su crecimiento y por tanto, también, la magnitud absoluta de la población obrera y la fuerza productiva de su trabajo, tanto mayor será el excedente de población relativa o ejército industrial de reserva” estaría diciendo todo lo contrario de lo que el sentido común hegemónico actual dice: que hay que crecer para crear empleo. Si Marx tuviera razón, la crítica desde la posición existencialista de Sociedad y barbarie sería una especie de argumento ad hominem de un filósofo centrado en las obras de juventud de Marx. No me animo a responder a la pregunta de quién tiene razón. Los maestros discuten entre ellos, la cuestión sigue abierta, la polémica continúa.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en capitalismo, conocimiento, materialismo histórico, política, Sentido, temporalidad y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El desempleo

  1. Pingback: La polémica posmo | joaquinluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s