El nuevo capitalismo erótico o la guerra es la paz

La neolengua de la que hablaba Orwell se utiliza cada vez con más desparpajo. Ahora resulta que el último grito es que las mujeres hagan uso de su atractivo erótico para conseguir beneficios como un puesto de trabajo o una pareja y que eso es, además, una rebelión contra el patriarcado. Así lo sostiene, por lo que dicen los diarios digitales, la socióloga de la London School of Economics Catherine Hakine. Y creo que no me voy a molestar en comprobar las fuentes, ni el libro de la susodicha ni los diarios de papel. No me sorprendería que su idea de despenalizar la prostitución la vendiera como una novedosa idea para acabar con el paro femenino. Si ya teníamos el capitalismo cognitivo, el cultural, el emocional o afectivo ahora debemos añadir el erótico. El oficio más antiguo del mundo ahora va a ser nuevo. Y las mujeres tienen que invertir en productos de belleza si quieren conseguir un trabajo. El slogan sería entonces algo así como Mujer, si quieres tener éxito, las bragas en la mano. En la misma línea va la idea de Daniel Hamermech, un profesor universitario de Texas que justifica esas posiciones con el axioma de que la belleza es un bien escaso. Qué manía con la escasez y qué idea de belleza. Esta lista es de los llamados “nuevos” economistas del capital humano y sus teorías parecen más bien lo que Foucault llama biopoder, por el cual tenemos que convertirnos en emprendedores de nosotros mismos, empoderarnos, alcanzar la excelencia para incrementar la competitividad, realizar buenas prácticas de gobernanza de nuestro cuerpo y evaluar numéricamente nuestras iniciativas según el cálculo de coste- benenificio. Es también la seducción fría de la que hablaba Baudrillard, la creación de la falsa conciencia que decía Marx, etc. Todo esto ya lo sabemos desde hace tiempo ¿cómo es posible que se presenten como novedad esta teoría-basura del capital erótico? Debe ser que el postfeminismo anglosajón en la línea de C. Paglia, está creando tendencia en los media y los metamedia, que se ha consumado ya la amnesia colectiva y el triunfo del totalitarismo idiocrático. Los hombres se matan en los estadios de fútbol y las mujeres en las peluquerías. Fin de la historia.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en capitalismo, consumo, política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El nuevo capitalismo erótico o la guerra es la paz

  1. pepa naranjo dijo:

    Es una lástima. Desde hace años veo la necesidad de impartir un poco de “doctrina” feminista, y la imparto siempre que tengo la oportunidad, porque esta involución se veía venir. Me acaban de enviar esta reseña sobre un documental “Indomables. Una historia de mujeres libres”. Lo conseguiré y os contaré. Me parece importante volver a las fuentes y a las pioneras para no perder el rumbo. Gracias por tu análisis, Joaquinluz
    http://www.lamalatesta.net/product_info.php/products_id/4467

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s