Capitalismo cool

Es una tesis ampliamente compartida que la respuesta del capitalismo a sus impasses en los últimos cuarenta años ha sido la ampliación de sus negocios a los bienes inmateriales (relaciones, afectos, conocimiento, información). En este contexto es importante para mí precisar las aportaciones de los diferentes autores, como en el caso de E. Fernández Porta y su €r0$. La superproducción de los afectos. Primero porque es uno de los escasos ensayistas interesantes de este país en el que me tocó nacer y segundo por lo que supongo su difusión actual, al haber ganado el premio de ensayo de la editorial Anagrama del año 2010. Una difusión que, a pesar de todo, no creo demasiado grande en la idiocracia que nos gobierna. En todo caso, la profusión de nombres propios en este trabajo me resulta abrumadora pues parece que haría falta más de una vida para dominar el corpus que moviliza. Pero tengo la impresión, sin embargo, de que esta técnica del name dropping es más un recurso literario que una erudición precisa. Ya he señalado en una entrada anterior lo que creo que es una falta de comprensión de la posición del psicoanálisis lacaniano en su trabajo. Pero creo que hay otros detalles que indican una lectura apresurada de algunos autores. Como ejemplo, algunas fechas en la bibliografía. Si las fechas corresponden a las ediciones que ha manejado y no son un simple error, impiden entonces entender el contexto en que fueron publicadas y por tanto el mismo texto. Es el caso de Economía libidinal, de Lyotard, que en la bibliografía tiene fecha de 1990 y que fue publicada originalmente en 1974. Es importante este texto porque sigue la tesis desarrollada en él de circunversión, de transformación de la libido en capital o del capital en libido, que daría cuenta del actual capitalismo emocional. Es también el caso de De la seducción, de Baudrillard, que fue publicada en 1979 y en la bibliografía aparece como de 1989. Aquí Fernández Porta incluye la tesis baudrillardiana en la teoría posmoderna del acontecimiento que defendería “el valor del instante imprevisto y el azar impecable”. Sin embargo, en este texto, Baudrillard se distancia precisamente de la concepción, desarrollada por Deleuze en la Lógica del sentido, de un juego ideal que consistiría en un desencadenamiento del azar. Este azar puro y nómada de Deleuze no es el mismo que el intento de seducción del azar que hace el juego, tal como lo piensa Baudrillard, y que se basa, precisamente, en la hipótesis de que el azar no existe. La seducción como opuesta a la producción, a la que se refiere el slogan que cita Fernández Porta (contra producción, seducción) estaría asociada al juego así concebido, pero Baudrillard opone a ese juego y seducción hot, lo cool de lo lúdico y de lo que llama la seducción fría, que gobernaría actualmente la esfera de la información, de la comunicación y de los afectos. Esta sería una seducción blanda, difusa, extensiva, psicologizada, operacional, de máxima circulación y de intensidad mínima, simulacro de afecto, de deseo y de catexis, convertida en la forma informal de lo político. Este trabajo de Fernández Porta es seductor, pero impreciso y demasiado cool, o poco hot, para mi gusto.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en capitalismo, conocimiento, gusto, política, Sentido y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s