Postmodernidad, postpoesía, afterpop o el planchar se va a acabar.

Como nos ha enseñado el marketing ya sabemos que para lanzar un nuevo producto hay que declarar obsoleto el anterior, establecer una línea divisoria entre el antes y el después. Es una curiosa operación performativa del lenguaje que a veces crea tendencia y a veces no. Tendencia en la actualidad quiere decir lo más vendido, lo que alcanza el top, lo más alto del ranking. Por ejemplo, la arruga es bella. ¿Quién lo dijo? ¿Quién era para decirlo? ¿Cómo consigue que los consumidores se adhieran a ese enunciado? Otro ejemplo: la Historia se ha acabado. Éste sí que sé que lo dijo Fukuyama. Y se quedó tan ancho. Va Lyotard y dice, la modernidad se ha acabado, y todos postmodernos. Ahora viene la Generación Nocilla y dice que la postmodernidad se ha acabado. Y todos nocillos. Bueno, algo bueno tiene, porque lo de la postmodernidad ya se estaba haciendo cansino ¿no?. Ahora, como me gusta la música busco qué es eso del afterpop y me encuentro a una serie de sesudos profesores de universidad escribiendo tomos de quinientas páginas sobre unas canciones que no logro distinguir de otras tropecientas de los últimos cincuenta años de top ten hechas con los mismos tres acordes de siempre. Pero lo más asombroso es que estos profesores las cantan, diciendo que están deshaciendo las jerarquías culturales. De paso, eso sí, consiguen ser reconocidos por los altos mandarines de la industria cultural. Espero que no obliguen a sus alumnos a asistir a sus performances para aprobar. Debe ser la letra, me digo. Todas las letras del pop tienen como único tema las relaciones chico-chica. La diferencia es que en las afterpops cuando la chica abandona al chico éste vende los regalitos de ésta para vengarse, porque el Amor también se ha acabado. Ayer David Cameron el premier de la pérfida Albión declaró al Daily Telegraph que es amante de lo underground, de un grupo indie que ha optado al Grammy en la sección alternativa, y resulta que son los que han hecho las canciones de Crepúsculo. La policía comunista según Camps nos vigila y lo underground se ha colado en Downing Street. Esto sí que es el acabose.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en consumo, gusto, política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Postmodernidad, postpoesía, afterpop o el planchar se va a acabar.

  1. Ricardo dijo:

    Está algo feo dar una opinión negativa sin justificarla pero es que ni me apetece recordar mucho sobre el tema.

    En una ocasión asistí a la presentación de un libro de Mallo. No voy a entrar a discutir su capacidad como literato, pero como pensador le he escuchado disparates muy grandes.

    En cuanto a las “performances” creo yo que hay mucho de músico frustrado y algo de recubrir las cosas a base de esnobismo. Después, el que tenga paciencia, que mire a ver si hay algo de expresión artística que merezca la pena.

    Saludos

  2. joaquinluz dijo:

    Las performances son insufribles, pero Eloy Fernández Porta tiene algunas cosas interesantes en sus ensayos, aunque en otras desbarra notablemente. Gracias Ricardo por tus comentarios y Salud!

  3. joaquinluz dijo:

    Totalmente de acuerdo, Daniel, es el imperio de la actualización. Gracias por tu comentario

  4. Pingback: CT o la Cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española, DEBOLSILLO, 2012 | joaquinluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s