¡Paguemos al flautista!

El mainstream, corriente principal o primera, sería el sentido (modo de goce) común actual, en inglés o americano, por supuesto. Pertenece a la serie de palabras dominantes, significantes amos como ciber, timonel, capitán, capital, imperio, Dios. Pero el poder de la globalización, de la hegemonía científico-capitalista, de forma diferente a la dominación antigua, se ejerce encantando al mundo, convertido en un gran Hamelín, cuyos tacaños habitantes, asediados por las ratas que se alimentan de sus deshechos, se niegan a pagar su libra de carne al flautista, quedándose sin hijos. Los pretendidos antagonistas, los barbudos, para no pagar tapan a sus mujeres y prohíben la música, el fútbol, el cine, el sinsentido… para perder a sus hijos como mártires. Los dos totalitarismos son tal para cual, se necesitan el uno al otro. Dios y capital entonces como dos formas de hegemonía del sentido falsamente antagónicas. Frente a ellos ese misterioso espíritu de la música, que no aspira al sentido, y que se convierte en diabólica si no pagamos la deuda simbólica.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en capitalismo, cibersociedad, consumo, música, política, Sentido. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s