Metafísica del actu

El actu es la mercancía producida por la industria de la actualidad. Para convertirse en mercancía el objeto temporal tuvo que entificarse, que reificarse, y adaptarse a la ontoteología primero moderna y actualmente postmoderna, donde el dios es el dinero, lo contante, y el ser lo contado, tanto en el sentido de cuenta como en el de cuento.

La serie histórica de esta entificación pertenece, en términos heideggerianos, a la del olvido del ser, esa serie de ocultamientos del Es Gibt (de la que trata en Tiempo y Ser (1962) y en su obra sobre Nietzche) y que se consuma en la técnica.

Dejando al eidos platónico como primera forma de esta ocultación, la primera teorización del acto la encontramos en la teoría aristotélica de la dýnamis-enérgeia desarrollada en el libro Théta de la Metafísica.

En Homo Sacer, Agamben señala la ambigüedad de esta teoría, que se debe, según él, a que acto y potencia no son más que los dos aspectos del proceso de autofundación soberana del ser. En el límite, potencia pura y acto puro son indiscernibles y esta zona de indistinción es, precisamente el soberano” (p. 65). Esta autofundación soberana del ser tiene entonces profundas consecuencias políticas.

Los romanos, más preocupados que los griegos por el poder y menos por la metafísica, acentúan el lado de la potencia (dýnamis) en el derecho como potestas, y el acto en cuanto acto jurídico válido. El desplazamiento de la teoría aristotélica hacia el derecho opone la potestas a la auctoritas. Heidegger se ocupa de la transformación de la energeia en actualitas en su libro sobre Nietzche. En otro lugar argumenta la pérdida de la experiencia griega del ser, tal como se refleja en la reificación del pensamiento griego cuando la mentalidad romana se adueña de él mediante su traducción al latín (to on por ens). La entificación es entonces reificación.

Con la decadencia del imperio romano y el románico retorna traducida la metafísica del Ser Supremo, que acaba confluyendo con el monoteísmo juedocristiano. La actualitas es realización efectiva del ser. La filosofía románica transmite esta concepción al medievo hasta Tomás de Aquino, que convierte el esse ut actus en el principio metafísico primario y original. Para él el ser es la actualidad de todos los actos y, por ende, la perfección de todas las perfecciones. El ser es la actualidad de todo lo real. La actualitas es ser en acto, negándose a sí mismo y fijándose como ente (reificación que más tarde culminará para Heidegger con la tecnología). El actus essendi es el acto de ser del ente.

Siglos más tarde, la modernidad actualizará al Dios escolástico en un Ente Supremo, que garantizará el sujeto moderno… y el intercambio. (Leibniz, Descartes, A. Smith…).

Es la historia de la repetición de una estructura ontológica que ahora se llama actualización.

Anuncios

Acerca de joaquinluz

Soy una mirada que escapa tras la luz horizontal, roja, del atardecer. Soy un suspiro azul. Soy de la calle.
Esta entrada fue publicada en actualidad, conocimiento, Metafísica, Sentido y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Metafísica del actu

  1. Pingback: Información real ya! | joaquinluz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s